El Patron

Una historia de aprendizajes y afectos en Ribeira Sacra

Desde muy niño Martin Martínez veía la Ribeira Sacra como su casa

Su entorno, aprendió a amar ese paraíso natural desde muy pequeño ya que fue criado en una aldea de Pantón, municipio de interés turístico y en la de sus abuelos en Sober, un paraíso en Galicia donde aprendió a disfrutar de la naturaleza, el arte Románico, y el buen vino.

De padres labradores, razón por la cual aprendió a valorar el trabajo de campo y las tierras prodigiosas de Ribeira Sacra, desde muy niño colaboraba en las labores del campo, las viñas y las vacas, despertando en él ese sentimiento tan particular por estas tierras.

El haber sido criado en esos hermosos pueblos de la Galicia profunda, en el corazón de la Ribeira Sacra, le despertó una gran inquietud por la navegación y el mar que conoce desde que era un niño.

Una adolescencia aprendiendo a capitanear

Martin Martínez se formó durante mucho tiempo para poder patronear, ha acumulado tantos años de experiencia como ningún otro capitán en Ribeira Sacra, dispone de la titulación del Per para embarcaciones de recreo y tiene en su haber la titulación profesional de Patrón Portuario, lo que certifica sus habilidades ´para el trasporte de personas por la Ribeira Sacra.

En su adolescencia, mientras ayudaba con las labores agrícolas a sus padres Estudió FP2 en Monforte de Lemos y con 20 años trató de librarse de la dureza del trabajo del campo en la que acompañó a sus padres, y emprendió sus propios proyectos antes de ser el Patrón y eso lo llevó a vivir en lugares como Ourense, Ponferrada, Andalucía, República Dominicana y Cuba; para adquirir toda la experiencia que necesitaba. Hoy en día es nuestro acreditado capitán en Sacra Activa habilitado por la marina mercante.

La experiencia y excelencia del Patrón en Sacra Activa

Este proyecto comenzó en la primavera reciente, ya que desde agosto del año pasado el catamarán de Sacra Activa comenzó a surcar las aguas del Miño; al principio se difundió entre amigos y conocidos este negocio y de ahí se popularizó el excelente servicio y confiabilidad que proporciona Sacra Activa.

 Un equipo con una filosofía de trabajo muy clara: Brindar un servicio de calidad que aporte seguridad y aprendizaje a los viajeros, “estamos totalmente enamorados del entorno en el que nos hemos criado”. Y es que la mayor satisfacción de este equipo de emprendedores es tener clientes totalmente satisfechos, agradecidos por el aprendizaje, que valoran y disfrutan de nuestra Ribeira Sacra entre amigos o familias completas.

Un equipo, una familia, un sentimiento.

En esta andadura, por supuesto le acompaña su pareja Graciela, quien le ayuda y asesora para que todo funcione perfecto, y por supuesto Nieves Castillo, “sin la cual no podríamos ofrecer un servicio con tanta calidad en nuestra bodega ECO SACRA”.

Todo el interés de Martin Martínez está centrado por el momento, en ofrecer el mejor servicio a través de su ruta con Sacra Activa, este emprendedor viene abonando el proyecto poco a poco para consolidarlo y llevarlo a la excelencia por el amor que tiene a esta tierra donde creció.

Todos los esfuerzos están concentrados en ofrecer calidad y satisfacción de los clientes, el plano económico seguro se fortalecerá en un segundo plano, una vez que Sacra Activa se convierta en la preferida de toda la Ribeira Sacra

Esta zona me genera pasión, paz y diversión por lo que he decidido hacer lo que más me gusta, intentar que los demás disfruten como lo hago yo.

En estos últimos años se dio a la tarea de restaurar una histórica Bodega “Eco Sacra” para consolidar su proyecto turístico, una bodega de Guarda, que como cualquier bodega de ese estilo, son una singularidad de esta parte de la Ribeira Sacra, ya que el vino lo hacían en las bodegas de las viñas y en el mes de febrero antes del calor de primavera o verano lo pasaban a este tipo de bodegas para guardarlo, de ahí el nombre, suelen estar en entornos de bosques donde no les de el sol y semienterradas para guardar el frescor y tener humedad.

Las Experiencias VIP embarcan desde ahí, ya que los viajeros no tienen que coger el coche hasta que termine la experiencia que, entre el paseo en barco y la comida en bodega, viene durando entre 6 y 7 horas.

 El proyecto se completó, por ahora, al adquirir el pequeño catamarán para obtener la habilitación de la Marina Mercante para el transporte de pasajeros y así poder patronear y navegar por el Miño. Hoy el Patrón Martín Martinez es un referente en esas aguas y su proyecto viene expandiéndose por el excelente servicio que está prestando.

 







Navegar Tours Bodega Curiosidades en RS Precios Contacto Opiniones de los viajeros FAQS